gallery/Cover Photo Twitter - tipos de nodos RPP v1

Hasta este año 2020, la mayoría de nosotros veía el uso de la mascarilla como algo habitual para proteger a personas o productos de patógenos propios o externos en hospitales (ej., personal de la salud), laboratorios (ej., personal científico y de investigación) o industria alimentaria (ej., personal técnico). Asociábamos la mascarilla más con la higiene, para prevenir infecciones, y como herramienta de protección del trabajador, dependiendo de la actividad, regulada casi exclusivamente por los programas de Prevención de Riesgos Laborales asociados al ámbito laboral.

 

Con el nuevo coronavirus de tipo 2 causante del Síndrome Respiratorio Agudo Severo, SARS-CoV-2, causante de la enfermedad infecciosa COVID-19, el uso de la mascarilla ya no es solo cuestión laboral sino de salud pública mundial. Su uso obligatorio se ha extendido a muchos hogares, actividades y relaciones sociales. La mascarilla es ahora una herramienta fundamental en la prevención de la propagación y contagio de la COVID-19, así que es importante que te concientices de la necesidad de su uso… ¡conviértela “simplemente” en otra prenda más de tu vestimenta diaria!

  

Aunque su uso aún no es obligatorio en todos los países y regiones del mundo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la utilización de la mascarilla como parte fundamental de la estrategia integral esencial para combatir la COVID-19, junto con el distanciamiento físico de mínimo de 1 m, el lavado frecuente de manos, evitar tocarse la cara y cubrirse la boca y nariz al toser o estornudar (ya sea con un pañuelo o el pliegue interno del codo).

 

Desafortunadamente, muchas personas siguen dándole vueltas al uso de la mascarilla, encontrando cada vez más excusas para no utilizarlas. Ya está científicamente comprobado que la propagación del nuevo coronavirus también se hace por el aire, a través de pequeñas micropartículas en aerosoles, y no solamente de persona a persona a través de pequeñas gotas provenientes de la nariz o la boca, expulsadas cuando una persona infectada con COVID-19 tose, estornuda o habla. Por esto, el buen uso de la mascarilla es cada vez más importante, además de mantener todas las demás recomendaciones preventivas.

 

Hasta que no haya una vacuna efectiva contra la COVID-19, disponible para todos, tenemos que seguir protegiéndonos y cuidándonos mutuamente, usando mascarillas, manteniendo el distanciamiento físico al igual que una muy buena higiene. Este cuidado y protección lo debemos asumir cuando realizamos cualquier actividad social, es decir, en cualquier lugar, región y país, no solo para protegernos a nosotros mismos, sino para cuidar a los demás.

 

Con la actual reapertura económica en muchos países Iberoamericanos, han vuelto a abrir algunos lugares de ocio y turismo, así como de actividades al aire libre que suelen atraer a grandes cantidades de personas, y por ende, pueden ser focos potenciales de fácil contagio… entre estos lugares están las playas.

 

Ahora bien, ¿te imaginas ir a la playa hoy en día en estas condiciones?:

La playa abarrotada de gente, sin distanciamiento social alguno, en tiempos de pandemia, como se ve en esta foto de una playa en Inglaterra este pasado Julio 2020:

 

(Fuente: Periódico The Guardian, UK, 31.07.2020, Steven Morris)

 

¡Condiciones así serían impensables hoy en día con todos los rebrotes de pandemia activos por el mundo entero!

 

Desafortunadamente esa es la misma realidad que existe actualmente en algunas de nuestras playas Iberoamericanas.

 

Fuera de una requerida organización rigurosa, medidas de bioseguridad en todas las playas turísticas y la obligatoriedad del distanciamiento físico entre bañistas, el servicio comercial, hotelero, etc., el uso de la mascarilla es esencial hoy en día en las playas.

 

(Fuente: La Voz de Asturias, España, 19.05.2020, Carla Vega)

 

Por ello, desde la Red ProPlayas, hemos decidido ayudar a toda la sociedad general y compartir con todos las recomendaciones generales mínimas básicas, y buenas prácticas para el uso correcto de las mascarillas ahora que regresamos a las playas. Obviamente, la comunidad deberá seguir las recomendaciones y regulaciones oficiales específicas para las playas de sus propias localidades o regiones.

 

Para ello, creamos un novedoso Folleto Educativo, el PRIMERO EN SU ESTILO EN IBEROAMÉRICA, y además en 2 idiomas, ESPAÑOL y PORTUGUÉS, dirigido especialmente a la Comunidad de Playeros Iberoamericanos, los amantes de las playas, el turismo de sol y mar, y todos aquellos amantes de la playa, así como al público en general.

 

Destacamos el uso de las mascarillas de tela para así disminuir el uso de las mascarillas quirúrgicas por la población en general, no solo para evitar desviar este recurso fundamental del personal de salud y personal esencial, quienes son los que más las necesitan, sino también para evitar su uso desmesurado, la generación de más desechos y la contaminación del Planeta.

 

En este Folleto Educativo en 2 idiomas también te damos indicaciones sobre los pasos básicos para fabricación de mascarillas de tela, compilando tanto las sugerencias actualizadas de la OMS, como aquellas comprobadas científicamente.

 

Esperamos este Folleto Educativo, hecho con gran compromiso y dedicación, sea de gran ayuda y una guía esencial en estos difíciles pero llevaderos tiempos de nuestra Nueva Normalidad.

 

 

 

Información Editorial:

Autor: Gloria I. López, Ph.D.; Miembro Red ProPlayas, Coordinadora Nodo Local

Nodo: C20 - EAFIT

País: Colombia